Fecha actual:14 diciembre, 2019

Albert Soler sopesa presentarse a la Copa del Mundo de Helado

El vigente campeón de España de la especialidad, título que obtuvo el pasado mes de febrero en Madrid, en un concurso muy disputado organizado por la patronal Anhcea, asegura que le han ofrecido capitanear el equipo español que optará al premio en Rimini en febrero de 2020

Alberto Soler Miquel con su obra de helado con la que ganó el campeonato de España en Madrid, en febrero./FOTO CAN SOLER

Alberto Soler Miquel con su obra de helado con la que ganó el campeonato de España en Madrid, en febrero./FOTO CAN SOLER

Alberto Soler, de Can Soler de Badalona y Montgat y vigente campeón de España de heladería artesana, sopesa la posibilidad de presentarse a la Copa del Mundo de Heladería, que se celebrará en el mes de febrero de 2020 en Rimini (Italia), en el curso de la feria Sigep. Se trata del certamen de la especialidad heladera más prestigioso del planeta, se celebra con carácter bianual y, desde su creación, ha estado dominado por los heladeros franceses e italianos.

En unas recientes declaraciones al diario de Cataluña ‘La Vanguardia’, Albert Soler asegura que le han ofrecido «capitanear» el equipo español que optará a ese prestigioso premio.  “En la cena familiar lo expondré ante todos los componentes y ahí analizaremos los pros y contras”, afirma. “Gracias a mi familia he podido dedicarme a realizar este trabajo para el campeonato (en alusión al que ganó en febrero en Madrid) y he tenido que olvidar tareas a las que estaba ligado” recuerda Albert en un reportaje que publicó hace dos días ‘La Vanguardia’.

La Copa del Mundo de Heladería es la máxima competición mundial de este sector. Enfrenta a cuatro equipos profesionales liderados por un delegado que también hace de jurado. En la Copa del Mundo se premia la versatilidad del helado en categorías de producto que están en contacto con otras disciplinas como la pastelería o la alta cocina, algo a lo que ya está acostumbrado Alberto Soler, ya que el tercero de sus negocios familiares, abierto en 2016 en Montgat, introdujo un concepto de heladería más híbrido, con áreas dedicadas a la panadería y pastelería.

Albert Soler junto a su hermano Carles Soler, en una exhibición sobre helado y pastelería helada./FOTO CAN SOLER

Albert Soler junto a su hermano Carles Soler, en una exhibición sobre helado y pastelería helada./FOTO CAN SOLER

Albert Soler, en cuyo negocio también interviene su hermano Carles Soler, otro maestro de la gastronomía helada y la pastelería fría, está interesado en la vertiente científica del helado, así como en responder a algunos de los interrogantes a los que se enfrenta la heladería en el futuro, como la adaptación del producto a los colectivos de consumidores con necesidades alimentarias especiales.

Trabajo sobre la civilización egipcia con una base de turrón de Jijona y avellana

Tras su paso por el concurso con un trabajo temático elaborado sobre la civilización egipcia (una pirámide, una inscripción egipcia en la base o un faraón son algunos de los elementos que pudieron verse en el trabajo elaborado por Soler, todo ello con el toque artesano del negocio familiar y con una cubeta que llevaba en el interior helado a base de turrón de jijona y avellana) Albert Soler está estudiando la posibilidad de presentarse a la Copa del Mundo de Heladería. Y eso es una muy buena noticia para el helado artesano español, en general, y para Jijona (su municipio de origen y donde tiene su sede la patronal lhtts://www.anhcea.com/) como marca colectiva de calidad, en particular.

Albert Soler muestra parte de su trabajo ante el jurado del Campeonato de España, entre ellos Mario Masiá, Pablo Galiana y Félix Llinares./FOTO ANHCEA

Albert Soler muestra parte de su trabajo ante el jurado del Campeonato de España, entre ellos Mario Masiá, Pablo Galiana y Félix Llinares./FOTO ANHCEA

La  40 edición de Sigep, que se celebró del 20 al 24 de enero en Rímini (Italia), volvió a superar los 200.000 visitantes, de los cuales 32.848 eran compradores extranjeros de 185 países. Alemania y España son los países que aportan el mayor número. También hubo una importante participación de grandes mercados como Estados Unidos, Rusia y China. 1.250 expositores ocuparon la totalidad de los 129.000 metros cuadrados del centro de la expo.

Albert Soler, mejor heladero de España: “Hoy se cumple el sueño más dulce de mi vida”

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *