Fecha actual:28 enero, 2023

Avalancha de placas solares en las fábricas, también del turrón en Jijona

Destacan expedientes industriales del sector cerámico, así como de la industria agroalimentaria y gestión de residuos

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, que dirige Isaura Navarro, ha autorizado recientemente un total de 22 megavatios (MW) de potencia eléctrica de autoconsumos industriales de industrias IPPC.

Destacan expedientes de sectores como la industria cerámica, así como la industria agroalimentaria, tanto en su vertiente de transformación alimentaria como en la parte de granjas de cría y reproducción de esta industria.

 

 

De hecho, la Generalitat espera en los próximos meses, una ‘avalancha’ de este tipo de proyectos, especialmente, en industria de procesado de residuos (plantas de tratamiento y vertederos), industria química y los propios sectores cerámico y agroalimentario, con algunos expedientes singularmente significativos dentro de sus subsectores, expedientes de autorización autonómica.

En este sentido, por ejemplo, se está a punto de autorizar definitivamente la planta termo-solar de la factoría de Heineken en la Comunitat Valenciana, así como algunas instalaciones de generación de energía eléctrica fotovoltaica en techos industriales, en instalaciones de gestión de residuos como Guadassuar o El Campello, entre otras.

Además, la Generalitat trabaja estrechamente con algunas industrias del sector químico interesadas en este tipo de proyectos de autoconsumo de proximidad, con instalaciones fotovoltaicas en los propios techos y entornos industriales de sus centros fabriles.

Es necesario poner en valor este tipo de proyectos, que ponen de manifiesto los máximos exponentes de la economía circular

En esta línea, la consellera Isaura Navarro ha manifestado que “es necesario poner en valor este tipo de proyectos, que ponen de manifiesto los máximos exponentes de la economía circular, generando la energía en el mismo lugar donde se consume, sin pérdida, con lo que se generan beneficios adicionales económicos, ambientales, territoriales y sociales por el propio proceso de autoconsumo eléctricos”.

 

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *