Fecha actual:15 abril, 2021

Teresa Carbonell anuncia obras para reabrir cuanto antes El Salt a los baños

La concejal de Obras e Infraestructuras de Xixona, María Teresa Carbonell, se reúne con el técnico municipal que está redactando el proyecto de estabilización de los taludes de este bello paraje, muy deteriorados tras un gran desprendimiento por lluvias intensas en diciembre de 2019, y asegura que «sólo falta revisarlo»

Es un lugar francamente paradisíaco muy próximo al casco urbano de Xixona, junto a la sierra dels Almadens. Conocido por xixonencs y por miles de visitantes turísticos, el paraje sufrió serios desperfectos tras las lluvias torrenciales de diciembre de 2019. Ese deterioro se agravó a finales de enero, tras otra tormenta de lluvia y nieve con la borrasca Gloria. El Ayuntamiento, entonces, decidió el cierre a este emblemático rincón natural de Xixona.

Más de un año después, el Ayuntamiento anuncia que ya está redactado el proyecto de estabilización de taludes de El Salt y que «sólo falta revisarlo para iniciar cuanto antes las obras para poder disfrutar de este lugar tan bonito que tenemos en Xixona», afirma la concejal de Obras e Infraestructuras de Xixona, María Teresa Carbonell, en su perfil de Facebook.

La idea es que se reabran las pozas de agua natural que procede del río de La Torre de les Maçanes lo antes posible. La edil no fija fechas, pero lo deseable sería que se permitiera el acceso a la zona a los turistas de la provincia que llegan en masa a la zona ya el próximo verano. Con totales garantías de seguridad.

A través de las redes sociales, no obstante, se ha conocido que durante el pasado verano muchos turistas incívicos se saltaron los precientos de seguridad que fueron colocados por la Policía Local y usaron la zona para bañarse como si nada hubiera pasado, frente a los aún visibles y peligrosos restos de esos desprendimientos.

Tras el segundo y más grave desprendimiento, acaecido el 20 de enero del pasado año, la edil Carbonell explicó en un diario de Alicante que para garantizar la seguridad se necesitaba actuar tanto en la pared donde se registró el desprendimiento principal como en la opuesta, en la que se sitúan las escaleras y sendero que da acceso a El Salt. Dijo que también se consolidarán las escaleras. Y estimó el coste de las obras en unos 200.000 euros.

Es una zona espectacular, porque también lo es el salto de agua de unos 20 metros de altitud, agua procedente del río de La Torre de les Maçanes. Un caudal que no deja de manar ni los meses más tórridos del verano.

El baño en estas pozas o pequeñas lagunas, donde abundan el cangrejo, los peces y hasta las tortugas, es un auténtico regalo de la naturaleza.

 

Bienvenido sea el anuncio de la también teniente de alcalde María Teresa Carbonell.

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *