Fecha actual:24 octubre, 2021

El 83% de municipios de la Comunitat Valenciana, incluido Xixona, cuenta ya con producción ecológica

La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha detallado hoy las principales cifras del Informe del Sector en 2020, que baten un nuevo récord con un crecimiento de la facturación del 20,8%, 108 millones de euros más que en 2019 hasta alcanzar los 626 millones de euros

El sector ecológico en la Comunitat Valenciana continúa alcanzado cada año cotas más altas en superficie ecológica certificada, operadores, facturación e industria asociada. La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha detallado hoy las principales cifras del Informe del Sector en 2020, que baten un nuevo récord con un crecimiento de la facturación del 20,8%, 108 millones de euros más que en 2019 que lo colocan en los 626 millones de euros, datos que indican que el sector ecológico en la Comunitat Valenciana continúa alcanzado cotas cada año más altas en superficie ecológica certificada, operadores, facturación e industria asociada. Mientras en el año 2016 la facturación del sector ecológico valenciano era de 278,9 millones, ahora ya supera esos 626 millones.

Mollà, acompañada del secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, del director general de Desarrollo Rural, David Torres, y del presidente del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV), José Antonio Rico, ha destacado que el ecológico «en un sector estratégico en la agenda verde del Botànic».

La responsable de Agricultura ha valorado que la producción ecológica responde en positivo a algunos de los desafíos de la agricultura como «la obtención de precios justos para las personas productoras, el relevo generacional o la visibilidad de la mujer en una actividad tradicionalmente masculinizada».

En este sentido, la edad media del productor o productora de ecológico es de 48 años, mientras que la mujer representa ya al 31% de los operadores -un 4,5% más que en 2019-.

Los datos reflejan la tendencia ascendente, un año más, del sector, que supera los porcentajes de crecimiento con respecto al pasado ejercicio: más operadores, un 8,5% más que en 2019 hasta contar 3.544, y mayor superficie agraria útil destinada a cultivo ecológico con 20.000 nuevas hectáreas.

La superficie certificada sube un 14,7% interanual y representa ya el 17,9% de la superficie agraria útil (dos puntos por encima del porcentaje de 2019) con un total de 147.767 hectáreas.

Un punto de inflexión, según la consellera Mollà

La consellera ha subrayado el «punto de inflexión» que ha supuesto el I Plan Valenciano de Producción Ecológica 2016-2020. Este programa, que el año pasado cerró su primera edición, ha colocado a la Comunitat Valenciana a tan solo 7 puntos de la meta europea, que fijan para 2030 un 25% de superficie certificada ecológica: «Queremos asumir como vinculantes estos objetivos que articula la estrategia De la granja a la mesa y que son por ahora una recomendación».

Mollà ha subrayado que las «políticas públicas de impulso y promoción a la producción ecológica han motivado un incremento acelerado del 81,2% en superficie certificada y de un 51,1% en los operadores, durante el periodo 2016-2020. Una inversión recuperada de 78,5 millones de euros que ha hecho del ecológico un sector de presente y de futuro en nuestro territorio».

Los porcentajes mantienen así la escalada al alza de la producción ecológica, que en la Comunitat duplicó en 2019 el crecimiento estatal en todos los indicadores.

Mollà ha repasado en su presentación la vinculación inseparable de la agricultura ecológica con un modelo productivo «justo, de proximidad, fresco, arraigado a la tierra y al territorio

Mollà ha repasado en su presentación la vinculación inseparable de la agricultura ecológica con un modelo productivo «justo, de proximidad, fresco, arraigado a la tierra y al territorio, que respete el calendario de las cosechas y la protección del medio ambiente». En esta línea ha agradecido las «experiencias ecológicas de apuesta por las variedades tradicionales, autóctonas, adaptadas a nuestras zonas de cultivo y por tanto más resilientes ante los efectos del cambio climático».

Por su parte, el presidente del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV), José Antonio Rico, ha destacado la importancia del modelo de certificación pública de la entidad, «que en ningún momento ha sido cuestionado y que en los últimos años ha contado con el respaldo de la Conselleria con la puesta en marcha del I Plan Valenciano de Producción Ecológica».

Es un bien público, patrimonio de todos los ciudadanos, que cuenta con una mayor transparencia e independencia de actuación, incentivando la participación y la vertebración del sector

Rico ha puesto sobre la mesa las bondades de la certificación ecológica que se hace en la Comunitat Valenciana y la ha definido como «un bien público, patrimonio de todos los ciudadanos, que cuenta con una mayor transparencia e independencia de actuación, incentivando la participación y la vertebración del sector, aplicando mayores cuotas de calidad y seguridad alimentaria que hoy tienen su reconocimiento en toda Europa», ha explicado.

«El cultivo ecológico certificado está presente en 450 de los 542 municipios de la Comunitat Valenciana, el 83% de ellos», ha afirmado Rico, y ha concluido que el modelo valenciano «es el reflejo de un proyecto sólido, de prestigio y que trabaja para atender una demanda que existe en la Comunitat Valenciana y para adaptarse a los mercados cada vez más exigentes».

Alicante lidera la producción

El secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, ha desgranado los datos por provincias, donde Alicante lidera la producción certificada estimada con 87.510 toneladas métricas ™.

«La provincia de Alicante, con un 25,1% de superficie certificada, es la que consigue un mayor rendimiento en la producción», ha declarado Llanes, incidiendo en el carácter «abastecedor» de la agricultura en la provincia, también en cuanto a producción ecológica. Le siguen de cerca Valencia con 86.296 tm mientras que Castellón se sitúa en las 7.621 tm.

Si se atiende a la superficie certificada, el impulso del plan de estímulo valenciano ha triplicado en 4 años las hectáreas certificadas en la provincia de Castellón, mientras que en Valencia ha subido hasta un 27% en el último año.

Por operadores, Alicante es la que registra un mayor incremento interanual de los operadores con respecto al ejercicio 2019 con un 8,9%, seguido de cerca por la provincia de Valencia que se sitúa en el 8,8%. En valores absolutos, no obstante, la provincia de Valencia encabeza la tabla con 2.039 operadores, le sigue Alicante con 1.190 y cierra Castellón con 315.

Llanes ha destacado la rentabilidad del sector ecológico de casi un 400%. «El balance 2016-2020», ha indicado Llanes, «evidencia el impulso del I Plan de Producción Ecológica en el incremento de la superficie certificada y en la progresión de los operadores».

Utiel-Requena, la comarca con mayor superficie certificada

La comarca de Utiel-Requena es la de mayor superficie ecológica certificada, seguida por el Rincón de Ademuz, Alt Maestrat, Vinalopó Mitjà y l’Alcoià.

La almendra es el segundo cultivo

La uva de vinificación con 13.762 Ha lidera los cultivos en ecológico en la Comunitat Valenciana, seguida por los frutos secos (11.425 Ha), el olivar (5.589 Ha) y los cítricos (4.758 Ha), que son los más que crecen en el periodo 2016-2020 con el 173%. Las hortalizas es otro de los cultivos que más aumenta -un 100%- en los últimos cinco años.

Crecimiento CV versus España y la UE y mercados

Los datos también indican que la superficie ecológica ha crecido en España durante el periodo 2016-2019 un 16,6% mientras que en la Comunitat Valenciana lo ha hecho un 81,7%. La superficie ecológica en Europa supone un 8,5% del total, mientras que en la CV ya es del 19,5%, cerca ya del objetivo europeo para 2030 del 25%.

En cuanto el mercado de la producción ecológica valenciana el 50% iba en 2020 a la Unión Europea, el 21% a España, el 16% se queda en la Comunitat Valenciana y el 13% al resto del mundo. En relación a 2019, sube el mercado interior de España y la Comunitat Valenciana, también el mundial, en detrimento de la UE, lo que significa que aumenta el consumo local.

II Plan de Producción Ecológica

«La Conselleria mantiene su apuesta con el II Plan Valenciano de Producción Ecológica», ha señalado David Torres, que ha destacado el proceso transversal y participativo que caracteriza a esta iniciativa.

El objetivo es continuar reforzando a este sector estratégico y extender el apoyo a otras figuras de la cadena ecológica como la distribución y el consumo.

«Es evidente que la participación es una de las claves del éxito del I Plan y queremos seguir por ese camino de colaboración. Partimos en 2016 de una necesidad basada en las pocas explotaciones y el retraso con respecto a otros territorios. Ahora, en cinco años, le hemos pegado la vuelta a la foto», ha indicado Torres.

El director general de Desarrollo Rural ha puesto el acento del II Plan en el incremento del consumo y la distribución a nivel local, además de referirse al compromiso de la administración en la compra pública, que fija un mínimo de producto ecológicos en los pliegos de condiciones de los comedores públicos, así como en los canales cortos de comercialización.

Turrón protegido y ecológico: doble calidad con demanda creciente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *