Fecha actual:5 diciembre, 2022

El alcalde de Alicante, Barcala, no puede seguir mirando hacia otro lado

El parking de la antigua venta Alcón (antes fue también la popularísima venta El Cachirulo, en término minicipal de Alicante) ha devenido en los últimos años, tras el cierre del establecimiento hostelero, en un lamentable vertedero incontrolado de todo, especialmente de materiales y desechos de obras, a la vista de todos

Diciembre de 2018.

Diciembre de 2018.

Para vergüenza, sobre todo, de los ciudadanos de Jijona, pues no es la mejor carta de presentación, por ejemplo, para las decenas de miles de visitantes que recibe el pueblo del turrón durante la Fira de Nadal, sin ir más lejos el pasado mes de diciembre.

El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcalana, no puede seguir mirando para otro lado, pues ese vertedero se halla en el término municipal de Alicante, no en el de Xixona ni en el de la vecina Mutxamel, como pudiera parecer por su ubicación geográfica.

Arrancaba el año el diario INFORMACION de Alicante con un reportaje en tono de denuncia del periodista que escribe sobre Xixona desde hace varios años, José Antonio Rico, el cual titulaba: «Un vertedero de camino al basurero de Xixona», en alusión directa a la no menos polémica planta de residuos Piedra Negra, cuya carretera de acceso está situada a escasa distancia de la venta Alcón.

El vertedero ha agrandado en los últimos meses y, según explica en este diario la edil de Medio Ambiente de Xixona, Ainhoa López, el Ayuntamiento se lo ha comunicado por escrito a la Concejalía de Medio Ambiente de Alicante.

El Ayuntamiento que dirige Luis Barcala, que se sepa, aún no ha actuado sobre esta parcela situada junto a la CV-800, la única carretera desde Alicante que conecta con el ‘pueblo más dulce del mundo’, lema que usa a diario el equipo de gobierno del Ayuntamiento xixonenc.

Señor Barcala, desde el Blog del turrón, helado y turismo Made in Jijona le invitamos a que no mire hacia otro lado e inste al propietario de la parcela a su adecentamiento y a tomar medidas disuasorias para que la montaña de basuras y vertidos de obras y otros elementos siga creciendo.

Que en Xixona ya somos bastante solidarios desde hace casi dos décadas con la otra montaña de basuras de toda la Comunitat Valenciana, visible desde la propia carretera Alicante-Jijona: la de Piedra Negra.

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *