Fecha actual:18 agosto, 2022

El Consell aprueba el decreto que declara Paraje Natural Municipal el ‘Bec de l’Àguila’ de Mutxamel

La norma incluye aspectos básicos de ordenación, normas de usos y actividades para su protección / Da protección jurídica a los ecosistemas naturales del espacio y establece la creación de un consejo de participación para colaborar en la gestión

 

El Pleno del Consell ha aprobado el decreto que declara Paraje Natural Municipal el enclave denominado Bec de l’Àguila, en el término municipal de Mutxamel, otorgándole así un régimen jurídico de protección.

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica traslada la propuesta al Pleno del Consell, de acuerdo con la solicitud del Ayuntamiento de Mutxamel, para asegurar la protección de los ecosistemas naturales del espacio.

El decreto también incluirá normas básicas de ordenación del enclave, así como normas de regulación de usos y actividades, con el objetivo de garantizar su protección en razón de la conservación y mejora de la fauna y flora y también de sus singularidades geológicas, paisajísticas, sociales y culturales.

El Paraje Natural Municipal Bec de l’Àguila comprende una superficie de 467,26 hectáreas localizadas en la zona más montañosa del término municipal, un entorno con un gran valor paisajístico. Forma parte de las Cordilleras Béticas, concretamente en la Prebética, en la que predominan rocas sedimentarias continentales y litorales del Triásico.

En esta zona se encuentra el Barranc dels Cocons, que se caracteriza por la presencia de las antiguas Mines de l´Ocre. En el fondo del barranco se pueden observar unas oquedades en la roca, más o menos circulares, formadas por la disolución de la caliza, donde se embalsa el agua.

Se trata de un área con vegetación protegida entre las que destacan el palmito, el rabo de gato, falsos tomillos, cantueso, tomillo o creuadeta d’Alacant. En materia de fauna protegida está presente el eslizón ibérico, el sapo partero común o la culebra de herradura. La zona, asimismo, cuenta con hábitats de gran importancia para el alzacola y tiene uno de los escasos núcleos reproductores del camachuelo trompetero en la Comunitat Valenciana, así como aves rapaces como el águila-azor perdicera o el halcón peregrino.

El texto del decreto recoge que la administración y gestión del Paraje Natural Municipal corresponde al Ayuntamiento de Mutxamel y crea un Consejo de Participación compuesto por siete miembros, como órgano colegiado de carácter consultivo, con la finalidad de colaborar en la gestión y canalizar la participación de los propietarios e intereses sociales y económicos afectados.

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.