Fecha actual:26 enero, 2020

El hotel municipal Pou de la Neu no vuelve ni por Navidad

Aunque el concesionario Juan Carlos Castillo comunicó a finales de noviembre a un grupo de seis concejales (la alcaldesa no asistió a la visita que ella misma propuso) que habría ya huéspedes en Nochevieja, hemos comprobado esta mañana, en la víspera de la supuesta reapertura, que el hotel municipal sigue envuelto de silencio, inactividad y abandono

A diferencia de muchos turrones, que vuelven por Navidad, el hotel público municipal Pou de la Neu no lo hará ni…en Nochevieja, pese a asegurarlo (a finales de noviembre y ante un grupo de seis concejales que visitaron las instalaciones) los concesionarios del Ayuntamiento, los empresarios Luis y Juan Carlos Castillo. Este blog, que además de divulgar la bondad del turrón y el helado también tiene como objetivo publicitar Jijona como espectacular destino de turismo rural, ha comprobado esta mañana que difícilmente el hotel podrá recibir los huéspedes anunciados mañana, último día del año.

Los signos de claro abandono, inactividad y silencio siguen envolviendo este espectacular paraje jijonenco. Pese a que las barandillas de las dos puertas principales para vehículos han sido pintadas de color gris, las zanjas de la lluvia siguen intactas o agrandadas y, por no actuar, los concesionarios ni han cambiado todavía las farolas que presiden la entrada principal y que, salvo una, no tienen pantalla ni bombilla.

Además, hay restos de material arrojados en el perímetro ‘cerrado’ del idílico jardín, bajo carrascas, coscojas y pinos. Se puede observar sillas y taburetes desvencijados de lo que sin duda fue el restaurante, cajas, plásticos y hasta un urinario de wáter de hombres.

Hasta una telaraña preside el cerrojo de la puerta principal de personas

Signos de abandono y de inactividad desde hace tiempo (al parecer, los empresarios realizaron alguna reforma y mejora de las instalaciones interiores y exteriores en noviembre) hay por doquier. Hasta una telaraña preside el cerrojo de la puerta principal de personas desde el exterior. Además, piedras y piñas de pino presiden el mismo acceso al edificio del hotel en sí. En el patio terraza, con un mirador de ensueño hacia el valle jijonenco, hay ramaje, hierbajos, redes, tubos de goma, troncos de enorme volumen y sacos terreros de gran dimensión.

Sin problemas para acceder al jardín: vallado metálico tumbado o directamente inexistente

El recinto, que está vallado en todo el perímetro, sigue estando abierto para quien quiera acceder sin demasiado esfuerzo. En la parte posterior, justo al lado del mirador terraza existe una zona en la que el vallado metálico está tumbado por la acción del viento o del tiempo. En otro punto, se acaba el vallado y se puede entrar al recinto con facilidad, cosa que este blog no ha hecho, pues todo lo relatado y todas las imágenes están tomadas desde el exterior del recinto con teleobjetivo.

En el primer ventanal del edificio, justo al lado de la puerta principal, se observan cajas de cartón embaladas. En la parte anterior, junto al Pou de la neu del Surdo, también hay un tramo de la valla metálica de seguridad desprendida y a punto de caerse, con las piedras del murete ya sueltas, como se puede observar en el reportaje fotográfico que hemos realizado esta misma mañana.

Las evidencias de inactividad, silencio y abandono colisionan directamente con lo que debería ser, hoy, víspera de Nochevieja, de la puesta a punto para la puesta de largo del hotel propiedad del Ayuntamiento. A finales de noviembre, y tras proponerlo en un Pleno municipal la alcaldesa Isabel López, un grupo de seis ediles (2 PSOE, 2 Ciudadanos y 2 Compromís) giraron visita al hotel Pou de la Neu, donde fueron recibidos y atendidos por uno de los dos hermanos, Juan Carlos Castillo. Aseguró a los representantes municipales que en Nochevieja ya habría huéspedes en el hotel.

Ya a mediados de noviembre, el empresario Luis Castillo manifestó, en declaraciones al blog ‘Made in Jijona’, que el hotel estaría abierto “antes de final de año”. Antes, en fechas inmediatamente previas a las elecciones municipales de mayo, la alcaldesa aseguró, tras la firma de la concesión a la única empresa que se presentó al concurso-licitación, que el hotel estaría ya abierto al público en el mes de agosto.

El Ayuntamiento envolvió en un halo de silencio la polémica y tardía reapertura del hotel público durante todo el verano hasta que, en noviembre, la alcaldesa propuso la visita oficial a las instalaciones por parte de los concejales. Ella no asistió, pero sí ocho ediles, los cuales recibieron detalladas explicaciones por parte de Juan Carlos Castillo.

Hoy, en vísperas de Nochevieja, hemos observado durante toda la mañana una inactividad que si algo no parece que sea es mero espejismo. Un espejo que sí existe en algunos de los ventanales, muchos de ellos opacos de polvo y suciedad, que siguen mirando con recelo, cuando no con resignación, la llegada de los primeros turistas a un lugar de Jijona de verdadero ensueño y asueto.

Una primera prórroga solicitada por los empresarios, alegando que querían ejecutar obras de mejora contempladas en el pliego de condiciones del concurso licitación pública, venció el pasado 22 de octubre. Esa misma semana, los ediles de la oposición Joan Arques y Marcos Ros, preguntaron en el Pleno ordinario de octubre sobre la reapertur del Pou de la Neu. La alcaldesa ya dio a conocer la versión de las goteras, tal y como le habían trasladado los empresarios adjudicatarios, y dijo que no podrían abrir en el último fin de semana de octubre, pero sí en el puente de Todos los Santos.

Multa de 80 euros al día, prerrogativa que le queda al Ayuntamiento

La alcaldesa dijo en ese pleno del 24 de octubre que siempre queda la prerrogativa de las sanciones por incumplimiento de contrato, aunque dijo preferir no optar ahora por esa vía y facilitar la inauguración del hotel lo antes posible. El secretario del Ayuntamiento explicó a la Corporación que el pliego de condiciones establece una multa del 0,03% del importe de la licitación, lo que supondría unos 80 euros al día de penalización para los hermanos empresarios Castillo. Pero la alcaldesa optó por pedir a los ediles que dejen la aprobación de esa multa para más adelante para facilitar la reapertura, que, como se ve, se vuelve a retrasar sine die. «El objetivo es que abra y que abra bien», dijo la alcaldesa Isabel López en el Pleno de octubre.

Luis Castillo: «Vamos a abrir el hotel Pou de la Neu antes de final de año»

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *