Fecha actual:29 noviembre, 2022

Isaura Navarro: «Los presupuestos 2023 son ambiciosos para el impulso de la agricultura valenciana»

  • El área de Agricultura asciende más de un 25 % y supone un estímulo de 351,3 millones de euros para la modernización y fortaleza del sector, aunque no habla de las denominaciones de origen ni de las indicaciones geográficas protegidas como el turrón de Jijona

  • Transición Ecológica invierte 268,7 millones con un compromiso firme por las energías renovables, la educación ambiental y los retos climáticos

  • La Dirección General de Prevención de Incendios vive la mayor subida de la historia (42 %) con 38,7 millones frente a los 27,2 del ejercicio anterior

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Isaura Navarro, ha presentado en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de las Cortes Valencianas el proyecto de presupuesto del 2023 del departamento que dirige. Navarro ha detallado en su primera intervención en Les Cortes, tras su recién llegada al cargo, las cuentas que crecen un 8 % hasta llegar a los 617 millones de euros.

En palabras de la propia consellera, se trata de “los presupuestos más verdes de la Generalitat Valenciana para seguir dando pasos cada vez más decididos hacia las políticas transformadoras que nos ayudan a frenar el colapso climático, y son también las cuentas más ambiciosas para el impulso y modernización de la agricultura valenciana”.

Concretamente, el área de Agricultura y Desarrollo Rural crece un 26,1% hasta llegar a los 351,32 millones de euros; mientras que por lo que respecta a Emergencia Climática y Transición Ecológica la cifra sube hasta los 268,76 millones de euros, un incremento del 10,42 % respecto al año anterior.

Asimismo, la consellera ha insistido en que “en 2015 las partidas que desarrolla esta Conselleria no llegaba ni a los 230 millones, y ahora estamos hablando de que en siete años el Botànic hemos casi triplicado las dotaciones porque tenemos un compromiso con el sector primario, así como con la lucha contra el cambio climático y la soberanía energética”.

Modernización sector primario y fomento del desarrollo rural

Durante su comparecencia, Navarro ha destacado que una de las prioridades claras pasa por “hacer nuestra agricultura más competitiva y eficiente”. Por ello, la inversión en estructuras agrarias y producción agraria ve un incremento de más del 13 % y ya suponen 49,44 millones de euros, mientras que en el 2015 apenas superaba los 3 millones.

Se trata, según ha explicado la consellera, de “líneas de ayudas que impacten directamente en las personas trabajadoras de nuestros campos, de mejorar las condiciones de nuestros agricultores y los sistemas de riego, de implementar el uso de energías renovables, de nuevas estructuras agrarias, de accesos a zonas rurales afectadas por los incendios o de mejorar infraestructuras ganaderas, entre muchas acciones más”.

En este punto, también ha insistido en la recuperación de la capacidad productiva de las partes del territorio castigadas por los incendios creando una línea de financiación específica de un millón de euros.

Además, Navarro ha enfatizado en que “la Comunitat Valenciana somos la comunidad autónoma que más invierte en agroseguros y lo continuaremos siendo reforzando la partida de seguros agrarios y protección de rendas con 32 millones de euros, porque es esencial para el apoyo a nuestros agricultores y ganaderos”.

Cabe destacar también los 140 millones que figuran en el programa presupuestario de la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria (AVFGA) para las ayudas directas a los agricultores y ganaderos, ayudas a programas de frutas, hortalizas y vino, y también ayudas agroambientales como la del arroz del Parque Natural de la Albufera, de agricultura ecológica, para zonas con limitaciones naturales o la agricultura de montaña, entre otras.

De hecho, otras de los puntos clave es el incremento hasta casi los 200 millones en Política Agraria Común para la gestión de programas de una dirección general que tramita más de 60.000 expedientes de ayudas.

Al Institut Valencià d’Investigacions Agràries (IVIA) se destinan más de 16 millones de euros para seguir siendo un centro puntero a nivel estatal. En esta línea, según informa Navarro, “el IVIA es fundamental para la investigación y la lucha contra las enfermedades y plagas que pueden amenazar a nuestro sector agrario, así como para la preservación de especies agrarias autóctonas, y esta Conselleria es consciente de que la investigación es esencial para la viabilidad y sostenibilidad de la agricultura valenciana”.

Por otro lado, el programa de ordenación y mejora de la producción pesquera también ve reflejado un incremento hasta los 33,2 millones de euros, y se crea un fondo de dos millones para las compensaciones destinadas a hacer frente a un mercado golpeado por la invasión rusa de Ucrania. Además, en pro de una pesca sostenible, también se incrementa un 36 % la línea de aprovechamiento racional de los recursos pesqueros para compensar las paradas biológicas.

Por lo que respecta al desarrollo rural, Navarro también ha remarcado “el apoyo a la agricultura ecológica y de proximidad que producen productos de alta calidad, con valor añadido y que supone un puntal contra la despoblación”. En este sentido cabe señalar el salto cualitativo y cuantitativo des del 2015 pasando de 6,9 millones de euros a 23,2 millones para las cuentas del 2023.

Además, el departamento también prevé proyectos de inversión que se puedan traducir en la creación de empleo y diversificación económica en el entorno rural, prestando especial atención a las mujeres y jóvenes con el objetivo de asegurar un relevo generacional. De hecho, recientemente la Conselleria presentó el I Plan de Promoción de la Mujer Rural que integra más de 135 millones de euros.

La mayor inversión «histórica» en prevención de incendios

El presupuesto destinado a prevención de incendios ha ido aumentando año tras año en un compromiso firme por la protección del territorio y los bosques valencianos. De hecho, la partida de esta dirección general en 2023 asciende hasta los 38,72 millones de euros, lo que supone un 42% más de recursos que en el 2022.

Precisamente, la consellera ha hecho hincapié en que “hemos evolucionado muy decididamente desde los 15,8 millones del 2016 hasta los más de 38 millones para el 2023. Eso supone un aumento del 145% en los últimos seis años, y se convierte en la mayor inversión histórica en prevención de incendios en la Comunidad Valenciana. Este incremento presupuestario se debe, en su mayor parte, a la creación de un fondo de cooperación forestal dotado de 50 millones y repartidos de manera plurianual.

Haciendo referencia al contexto climático y a los virulentos incendios de este verano, Navarro insiste en que “es más importante que nunca la gestión e inversión en prevención de incendios”.

El presupuesto «más verde» para combatir retos cambio climático

El área que también se dota de un importante crecimiento es la de Medio Natural con más de 81 millones de euros para la recuperación y protección del territorio y de todos los entornos naturales que hacen única la Comunitat Valenciana. En este sentido, Navarro ha puesto en valor los dineros invertidos en restauraciones ambientales que ya están en marcha después de los incendios de 1994 o 2012 donde hemos invertido 54 millones en restauraciones que afectan a un total de 77 municipios. Además, con fondos FEDER también se invertirán 22 millones en los próximos años y en el 2023 ya se estarán realizando trabajos ambientales en la zona del incendio forestal de Bejís.

Este cuidado por el medio natural también pasa por la Estrategia para la Biodiversidad 2023 con el objetivo de llegar al 2030 con el 50% del territorio protegido mediante la conservación de los hábitats y ecosistemas. Por ello, las actuaciones basadas en mantenimiento y conservación de espacios naturales doblan su cuantía hasta casi los 16 millones de euros.

Entre estas, cabe destacar el especial protagonismo del Parque Natural de la Albufera que contará el próximo año con una inversión de 7,75 millones de euros para la restauración de ullals, adquisición de tancats y recuperación de motas y bosques de Ribera. “Esta protección y mejora de uno de los parques emblemáticos de nuestro país supone una subida de casi el 57%, ya que el 2022 era de 4,4 millones”, señala la consellera Navarro.

Por lo que respecta al área de Residuos, se va a destinar casi el doble de recursos (95,7% más) para la calidad y educación ambiental porque “una nueva sociedad, más consciente del reto climático que debemos abordar, tiene que ser una sociedad mejor informada y formada”, defiende Navarro.

“Hemos pasado de ser una comunidad más en la gestión de residuos, a ser una referente a nivel estatal. Lideramos en la actualidad la tasa de crecimiento de reciclaje en toda España”, ha añadido.

Entre sus prioridades, «el Botànic también marca un impulso a la lucha contra el cambio climático» y, por ello, ha señalado Naqvarro, aumenta casi un 5% el presupuesto de la Dirección General de Cambio Climático que ya llega a los 8,2 millones de euros, entre el que destaca la creación para 2023 de una línea de ayudas para actuaciones contempladas en los planes de acción por el clima y la energía sostenible (PACES) con 1,8 millones.

Precisamente, la consellera también ha insistido en que con la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica de la Comunidad Valenciana “damos un salto clave para cuidar nuestro territorio, mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, fomentar la adaptación a nivel urbano y periurbano, y pondremos también en marcha la Agencia Valenciana de Cambio Climático”.

Igualmente, la Dirección General de Transición Ecológica también incrementa casi un 5 % y se sitúa en 3,17 millones para seguir acelerando las fuentes de energía renovable y apostar por actuaciones de promoción y difusión en las entidades locales de comunidades energéticas locales. Además, cabe sumar 14,5 millones de euros procedentes de fondos MRR para la instalación y almacenamiento de fuentes de energía renovable para el 2023.

Por último, por lo que respecta a la política de agua, se incrementa un 40 % la partida destinada a nuevas infraestructuras para la canalización con 6,57 millones de euros para reducir el riesgo de inundaciones y canalizar el agua para que pueda ser utilizada. Una partida que subirá hasta los casi 22 millones de euros gracias a los fondos MRR. En esta línea, Navarro también ha recalcado que “cada gota cuenta” y se invertirán 11 millones de euros para infraestructuras para la reutilización de aguas depuradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *