Fecha actual:20 junio, 2021

Las almendras en cosmética: aceite corporal, acondicionador de pelo y perfume

La almendra el fruto seco más antiguo y más extensamente cultivado del planeta. Sus propiedades alimenticias son notables, pero además es utilizado en cosmética y tratamientos corporales como aceite corporal, acondicionador de pelo y perfume

Artículo de Dª. Mª Pilar Herrero JiménezDiplomada en Nutrición Humana y Dietética, Máster en Alimentación en el Adolescente y el Niño, publicado en la web corporativa de Leche Puleva

La almendra posee gran contenido en ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas y su principal productor europeo es España

El fruto del almendro o almendra tiene un origen muy antiguo. Fue utilizado ya en la antigua Mesopotamia como aceite corporal, acondicionador de pelo y perfume y es uno de los dos frutos secos mencionados en la Biblia (el otro es el pistacho).

Origen de la almendra

El almendro tiene su origen en las regiones montañosas de Asia Central. En el año 2500 a.C. ya se cultivaban almendras en Grecia y se han encontrado semillas en Creta. Su difusión se vio favorecida por el hecho de que la semilla es al mismo tiempo la unidad de propagación y la parte comestible.

En España se cultiva desde hace más de 2000 años, se cree que fue introducido por los fenicios y posteriormente propagado por los romanos. Su cultivo se estableció al principio en las zonas costeras, para después extenderse hacia el interior e incluso a las zonas del norte, aunque allí el clima no le es muy favorable. En la actualidad, nuestro país es el principal productor de almendras por debajo de Estados Unidos.

El almendro es un árbol frutal caducifolio de gran envergadura (puede alcanzar los 10 metros), se trata de una especie muy rústica que sobrevive en condiciones muy complicadas, es muy tolerante a la sequía pero no tanto al frío. La floración tiene lugar en marzo, pero el fruto tiene un periodo de maduración de 9 meses.

Por la dureza de su cáscara en dos tipos: almendras de cáscara blanda, cultivadas principalmente en California, y almendras de cáscara dura como la Marcona o Desmayo

Cómo clasificar las almendras

  • Por la dureza de su cáscara en dos tipos: almendras de cáscara blanda, cultivadas principalmente en California, y almendras de cáscara dura como la Marcona o Desmayo, de cultivo Español.
  • Atendiendo a su sabor, podemos distinguir dos tipos de almendra: almendra dulceque es la que consumimos como fruto seco, y la almendra amarga que no es comestible, ya que posee una molécula, la amigdalina, que al descomponerse da como resultado: azúcar, un benzaldehido que le da el sabor característico y ácido cianhídrico que es un veneno mortal. Afortunadamente su sabor provoca rechazo.

Valor nutricional de las almendras

Como el resto de los frutos secos, posee una composición singular. Más de la mitad del peso seco del alimento son lípidos, con un elevado contenido en ácidos grasos esenciales (AGE), entre los que predominan los ácidos grasos monoinsaturados (AGM) oleico y linoléico principalmente, seguidos del palmítico.

Las almendras contienen alrededor de un 20 por 100 de proteínas, que aunque no alcanzan la calidad de las del huevo o la leche de vaca, tienen una composición en aminoácidos esenciales muy equilibrada, y sólo un 5 por 100 son glúcidos de los cuales una parte importante es fibra.

Minerales de las almendras

La almendra tiene un contenido elevado de minerales, entre otros destacan el potasio, el fósforo, el magnesio y el calcio.

  •  El potasio participa en numerosas funciones del metabolismo y es esencial para el correcto funcionamiento de las células, tejidos y órganos como el corazón o el riñón.
  • La principal función del fósforo es la formación de huesos y dientes, también participa en otras como la formación de ATP (molécula que el organismo utiliza para almacenar energía).
  • El magnesio cumple diversas funciones metabólicas y juega un papel importante en la producción y transporte de energía. También es útil en la contracción y relajación muscular, participa en la síntesis de proteínas y toma parte en el funcionamiento de ciertas enzimas del organismo.
Vitaminas de las almendras

La almendra es una buena fuente de vitaminas como vitamina E, niacina y ácido fólico:

  • La vitamina E es un antioxidante que protege de la acción de los radicales libres (moléculas inestables que aceleran el envejecimiento celular). Esta vitamina participa en la formación de glóbulos rojos y ayuda al organismo a utilizar la vitamina K.
  • La niacina es una vitamina hidrosoluble del complejo B, que interviene en el funcionamiento del aparato digestivo, piel y nervios.
  • Ácido fólico también llamado folato o vitamina B9 es importante en la prevención de malformaciones (espina bífida) y algunas anemias.

Mediante refinamiento o por presión en frío de las almendras dulces, podemos obtener un aceite vegetal de color amarillo dorado, claro y de olor muy suave

Las almendras y la cosmética

Mediante refinamiento o por presión en frío de las almendras dulces, podemos obtener un aceite vegetal de color amarillo dorado, claro y de olor muy suave, muy apreciado por sus propiedades, el aceite virgen de almendras dulces.

En cosmética se saca partido de este aceite de almendras para la elaboración de cosméticos faciales y corporales, utilizándolo como componente base. Por sus propiedades hidratantes, calmantes, cicatrizantes y suavizantes, es muy útil para evitar la formación de arrugas, en el tratamiento de algunas enfermedades de la piel como irritaciones o alergias y como prevención de la sequedad cutánea. Así mismo, el aceite de almendras resulta un buen desmaquillante.

También es la primera elección de muchos masajistas y aromaterapeutas, ya que es un aceite apropiado para todo tipo de pieles, tiene una lenta absorción y es relajante.

Además previene y cura las estrías, las grietas del pezón y de las manos, y es óptimo para la piel del bebé, donde resulta muy útil en la eliminación de la costra láctea.

Leche de almendras

Moliendo almendras secas y peladas y luego mezclándolas con agua, obtenemos una bebida de sabor agradable: la leche de almendras. La podemos encontrar en polvo, concentrada o líquida y se puede tomar sola o con algún endulzante.

Es una bebida muy energética (un vaso aporta aproximadamente 62 calorías), rica en proteínas y en grasas (el 20% son poliinsaturadas).

Es muy útil para personas intolerantes a la lactosa o alérgicos a las proteínas de la leche de vaca, o para aquellas personas que buscan un sustituto de los lácteos. También puede ser consumida por celiacos, a quienes la lactosa en muchas ocasiones tampoco sienta bien, ya que no contiene gluten.

En hospitales puede utilizarse en los postoperatorios, donde la persona necesita alimentos que le nutran pero que sean de fácil digestión. Es ideal para evitar la hiponutrición de estos enfermos, ya que es rica en fibra y remineralizante.

Al tener poco sodio y ser rica en potasio, es adecuada para casos donde hay perdida de potasio (diarreas, vómitos…) y para casos donde hay que evitar el sodio (HTA, edemas, problemas renales…)

A nivel digestivo, puede ser útil en casos de dispepsias gastrointestinales y como regulador del peristaltismo intestinal. Por su efecto astringente, puede ser de ayuda en el tratamiento de las diarreas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *