Fecha actual:27 mayo, 2020

Los apicultores ven insuficiente el Real Decreto sobre etiquetado de miel

La nueva normativa establece que cuando una miel se haya elaborado a partir de mieles de distinta procedencia, se deberán indicar en el etiquetado el listado de los países de origen donde se haya recolectado. Sin embargo, Asaja alerta de que no indica la obligatoriedad de indicar el porcentaje de la procedencia

 

La sectorial apícola de ASAJA Alicante considera insuficiente el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros este pasado martes y que recoge la información que deberán reflejar las etiquetas de los envases de miel. La nueva normativa establece que cuando una miel se haya elaborado a partir de mieles de distinta procedencia, se deberán indicar en el etiquetado el listado de los países de origen donde se haya recolectado. Sin embargo, no indica la obligatoriedad de indicar el porcentaje de la procedencia, por lo que continuará induciendo a error​.

La organización ve necesario que mejore la normativa que regula el etiquetado de frutas, hortalizas y productos como la miel para que el origen y la procedencia de los alimentos queden claros. Desde entonces, se ha observado que se está dando algún paso como el emprendido en el  pasado Consejo de Ministros y que consistió en aprobar un Real Decreto sobre el etiquetado de la miel, que establece que cuando haya mieles de distinta procedencia, se deberá indicar el listado de los países de origen donde se hayan recolectado.

Pero la medida “se queda corta y supone una oportunidad perdida porque no establece la obligatoriedad de que deban concretarse los porcentajes de la procedencia, tal y como llevamos tiempo reclamando. La nueva ley sigue siendo insuficiente para dejar constancia de la calidad del producto”, indica la responsable de la Sectorial Apícola de ASAJA Alicante, Inmaculada Segura

Recogida de evidencias necesarias para demostrar los orígenes de mieles mezcladas

Para garantizar el cumplimiento de esta nueva exigencia y su comprobación por las autoridades competentes, se exige también a los operadores que recojan, dentro de su sistema de autocontrol, las evidencias necesarias para demostrar los orígenes de las mieles empleadas en las mezclas.

Cuando la miel proceda de un único país, también será obligatorio indicarlo en la etiqueta, por lo que la miel 100% española podrá identificarse claramente.

La normativa va a permitir que continúe engañándose al consumidor, pues se permitirá que una miel con un 1% de miel española y un 99% de miel china pueda ser etiquetada como Origen: España y China

Sin embargo, la normativa va a permitir que continúe engañándose al consumidor, pues se permitirá que una miel con un 1% de miel española y un 99% de miel china pueda ser etiquetada como “Origen: España y China”. Esta mención de origen la consideramos inaceptable ya que autoriza a los operadores a comercializar con mayor facilidad miel mezclada con un contenido desconocido y en algunos casos irrelevante de miel de origen español.

Desde ASAJA exigimos que, tal y como viene demandando todo el sector productor, se obligue a reflejar en la etiqueta: El listado de países origen de la miel, ordenados de mayor a menor, junto con el porcentaje de miel de cada país que contiene el envase. Solo así el consumidor tendrá una información clara del origen del producto.

La sectorial recuerda que “comprar miel 100% española garantiza que estás adquiriendo un producto sano, de calidad y además, supone ayudar a los productores que tienes cerca y trabajan con las abejas potenciando la polinización del medio natural”.

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *