Fecha actual:14 agosto, 2022

Los bosques valencianos capturan 3 millones de toneladas de CO2 al año

La Comunitat Valenciana formará parte de las experiencias piloto de repoblación forestal, a través de la diversificación del hábitat de diversos pinares, en el marco del proyecto europeo Life Red Bosques Clima

La Conselleria de Transición Ecológica ha acogido la jornada ‘Soluciones naturales para la adaptación de los bosques al cambio climático’, presentación de la iniciativa que desarrolla herramientas de gestión y conservación para adaptar el espacio forestal a los nuevos escenarios climáticos.

La secretaria autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón, ha abierto la jornada que ha contado con la participación de una decena de expertos en representación de la Fundación Fernando González Bernáldez, Europarc-España, del Centro de Investigaciones sobre Desertificación, del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) así como de direcciones generales de los gobiernos de Cataluña, Castilla-La Mancha y País Vasco.

Tuzón ha destacado la contribución de los bosques maduros contra el cambio climático y ha señalado que solo en la Comunitat Valenciana son capaces de capturar 3 millones de toneladas de CO2 al año. «La conservación de los espacios forestales en el actual escenario climático necesita una gestión sostenible que favorezca las especies resilientes, la promoción de la biodiversidad y la restauración de áreas degradadas», ha subrayado.

En esta línea, se ha referido a estrategias de recuperación como los 28 proyectos comprometidos por la Conselleria para restaurar el territorio afectado por los grandes incendios con una inversión de 54 millones de euros, así como a la importancia de la protección de los humedales y de las herramientas de prevención para fomentar y mantener los reservorios ecosistémicos y la madurez de los espacios.

Tres líneas de trabajo articulan el proyecto LIFE. La primera evalúa el impacto del cambio climático través de indicadores de vulnerabilidad, la segunda define experiencias pioneras de repoblación y restauración, mientras que la tercera difunde las conclusiones para exportar el conocimiento al conjunto del territorio.

Tanto en el acto inaugural como el de clausura, se ha querido poner en valor este proyecto en red, que continua en la actualidad, con el CIEF y el resto de los servicios de la Dirección General de Medio Natural han identificado, caracterizado y cartografiado, hasta ahora, 11 rodales de bosque maduro en territorio valenciano. «La mayor parte de las agendas ambientales internacionales coinciden en la importancia de preservar la integridad ecológica de los bosques y mejorar aquellos que resultan más vulnerables a los efectos del cambio climático», ha apuntado Tuzón.

La iniciativa 2021-2025, financiada por la Unión Europea, reconoce el carácter vulnerable del espacio forestal en los países mediterráneos de la Unión Europea «especialmente sensibles a sequías, incendios o plagas» y estandariza medidas de adaptación replicables en montes públicos y privados.

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.