Fecha actual:20 enero, 2021

Los cien turistas navideños metiendo oxígeno en vena en Alt de la Martina

El domingo tercer día de Navidad ha sido aprovechado hoy, pese al recio frío de primera hora de la mañana, para visitar uno de los parajes más espectaculares del vastísimo término municipal de Xixona, con vistas a la montaña del resto de la provincia y al mar Mediterráneo al fondo

 

Había grupos de hasta quince personas parapetadas con palos de senderismo y equipo al completo. Senderistas procedentes de numerosos municipios alicantinos como Crevillent, Elche, Alicante, Sant Joan, Alcoi, Muro y hasta Benidorm, según nos han comentado mientras nos cruzábamos con ellos en la subida por el Salt del Moro y barranco de Ibi o, para la bajada, por el barranc de Castalla y Roset.

Senderistas procedentes de numerosos municipios alicantinos como Crevillent, Elche, Alicante, Sant Joan, Alcoi, Muro y hasta Benidorm

 

Los turistas, también xixonencs, han podido meter oxígeno en vena mientras no desaprovechaban la ocasión para inmortalizar con sus cámaras profesionales o teléfonos móviles las espectaculares vistas panorámicas desde el punto más elevado, junto a la caseta de guardería forestal de la Generalitat Valenciana.

Una ruta, sin duda, muy recomendable, sobre todo en invierno por aquello de sudar menos, a la que se hoy se han acogido tanto senderistas como paseantes, ciclistas e incluso algún que otro runner.

El Alt de la Martina es un producto turístico de Xixona en sí mismo. Pero no el único. Un término municipal muy grande y absolutamente lleno de contrastes. Hoy hemos podido avistar el vuelo de buitres e incluso de águilas (aunque no se trata en esta ocasión del águila real, sino de subespecies como la perdicera).

Un lujo a apenas media hora en coche desde Alicante (el municipio de Jijona) o a una si se desea llegar al Alt de la Martina sobre el vehículo de cuatro ruedas, tras pasar el puerto de la Carrasqueta.

Una propuesta perfecta para las vacaciones escolares navideñas para aligerar excesos gastronómicos, pese a las placas de hielo que había hoy (noche muy fría, con temperaturas bajo cero desde la zona de Roset) en las pozas del barranco de Ibi o Salt del Moro.

Alt de la Martina, talaia de vigilància que controla quasi tot el vast terme de Xixona

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *