Fecha actual:26 abril, 2019

Miquel, el heladero jijonenco que monta franquicias en Andalucía

La compañía de postres veraniegos y para caterings, creada en el año 1935 por el xixonenc Primitivo Miquel, lleva casi una década asesorando en la instalación de este modelo de negocio bajo su acreditada marca

Tienda propia de la empresa Miquel Helados Artesanos en Islantilla./FOTO MIQUEL

El espíritu emprendedor del empresario jijonenco queda, por enésima vez, patente. Una heladería familiar de Mairena del Alcor, muy cerca de Sevilla, creada en el año 1935 por el xixonenc Primitivo Miquel y que está participada ya activamente por la cuarta generación es el ‘rey’ de las franquicias de heladerías en Andalucía. En realidad, estamos hablando del ‘rey’ de las heladerías franquiciadas made in Jijona.

Hace casi una década que Miquel Helados Artesanos lanzó este nuevo segmento o modelo de negocio  http://www.heladosmiquel.com/franquicia/ dentro de una empresa familiar con hambre y ganas de crecimiento. «Y no ha ido mal la cosa, es un sistema que sí que funciona, aunque nos limitamos a las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelava, esa es nuestra área de influencia, porque pensar en más expansión es dejar en terceras manos el tema del transporte y ya no nos fiamos, pues el helado es un producto muy delicado», explica al blog Made in Jijona el director de la empresa, Miguel Ángel Morillo, casado con Amalia Rodríguez Miquel, de origen jijonenco y nieta del fundador de la casa de Mairena del Alcor, Primitivo Miquel.

En la actualidad, del total de establecimientos asesorados por la firma Miquel que permanecen como franquiciados suman seis, «porque otros han cambiado el modelo de negocio», añade Morillo. Además, la saga Miquel cuenta con dos heladerías propias en Mairena del Alcor, Islantilla y El Rompido. En Sevilla capital también hay una heladería bajo la enseña de ‘Miquel’ en sistema de franquicia, «más clientes que nos compran nuestros helados», añade el director de la firma. Se trata de fanquicias «gratuitas, sin canon ni royalties, rentables y en constante crecimiento». Ofrece las franquicias cien por cien Miquel o el espacio Miquel dentro de nuevos negocios heladeros.

Vitrina con cubetas de cremas heladas de Miquel./FOTO MIQUEL

También se pueden degustar estos helados artesanos bajo la marca Miquel, cuya imagen corporativa fue totalmente renovada y modernizada en el año 2007, en otras ciudades andaluzas como Chiclana de la Frontera, Carmona, Chipiona, El Viso del Alcor, Ayamonte y Mairena del Alfaraje.

Morillo no concreta, a preguntas de este blog, cuál es la inversión mínima para crear este tipo de negocio heladero, «ya que depende de muchas variables y factores, como son el local y la maquinaria que se quiera instalar».

Una nueva fábrica en Mairena inaugurada en el año 1992

Fue en el año 1992 cuando Miquel Helados Artesanos de Mairena del Alcor inauguró un nuevo centro de producción en ese mismo municipio. Un obrador de producto típicamente artesano, elaborado con las mismas recetas que los antepasados tras cuatro generaciones de oficio en el postre veraniego más universal. «Las últimas tecnologías vienen a mejorar la calidad y el respeto por el helado de siempre», explica la empresa en su web corporativa. «Ofrecer el helado más auténtico y un servicio muy personalizado fue y sigue siendo, hoy en día, la máxima de Miquel Helados Artesanos. Apostamos por la calidad y el futuro», sentencia a modo de lema la empresa made in Jijona establecida desde hace casi un siglo muy cerquita de Sevilla.

Carrito de helados artesanos de Miquel para bodas, comuniones y eventos sociales./FOTO MIQUEL

Apela al uso de materias primas de primera calidad, a la receta artesanal y a un proceso minucioso de autocontrol en la elaboración de todos sus productos. La crema helada es su producto estrella, con más de cincuenta sabores distintos. Y en constante innovación e investigación para adaptar los sabores a las últimas tendencias del consumo. La variedad de su carta es contrastada: helados de bandeja, productos de impuso, tartas heladas, cortes, semifríos y pastelería.

Ofrece servicio a otras heladerías, cafeterías, restaurantes, hoteles y servicios de catering. Tienen flota de camiones propia, lo cual garantiza al cliente obtener el producto con total garantía de calidad y recién salido de la fábrica. Y tiene un servicio de carritos para bodas, comuniones o eventos sociales o de empresa. Además, no todo son helados en Miquel, pues posee también una gran variedad en otros productos tales como tartas para boda, cumpleaños, aniversarios o simples y deliciosos pasteles para tomar.

Candidato al mejor heladero de España

Miguel Ángel Morillo (hijo), uno de los doce candidatos seleccionados por Anhcea para competir por el título de mejor heladero de España./FOTO MIQUEL

Se da la circunstancia de que Miguel Ángel Morillo es el padre de Miguel Ángel Morillo, uno de los doce profesionales y empresarios del helado seleccionados por la asociación patronal del sector Anhcea que competirán el próximo mes de febrero en el marco de la feria Intersicop  http://www.ifema.es/intersicop_01/de Ifema, Madrid, por el título de mejor heladero de España.

«Es la primera vez que mi hijo se presenta a esta prueba y ya es un éxito que haya sido seleccionado para concurrir al Campeonato de España de Helado Artesano», explica el director de Helados Miquel. «Se está preparando en varios aspectos y las posibilidades son las que son entre doce magníficos candidatos, nunca se sabe lo que pasará, ojalá ganara mi hijo», explica, ilusionado, Miguel Ángel Morillo al blog dulce Made in Jijona.

Cuatro jijonencos, a por el título de mejor heladero de España

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *