Pérdidas en el campo de 45 millones por la fauna salvaje sin ayudas aún de la Generalitat

La Unió Llauradora i Ramadera denuncia que la Conselleria de Agricultura continúa sin publicar la Orden de Ayudas prevista para compensar los daños causados por diversas especies cinegéticas en la Comunitat Valenciana, en un escenario de aumento de la población de conejos y jabalíes, sobre todo coincidiendo con la primavera y con un periodo tan prolongado de sequía como el que se vive

 

Según los datos de LA UNIÓ las pérdidas originadas por los efectos de la fauna salvaje en el campo valenciano durante el pasado año fueron superiores a los 45 millones de euros y este año pueden ser todavía mayores, por lo que hay que compensar los daños a los agricultores afectados.

La competencia de caza y fauna es de la Conselleria de Medio Ambiente, pero la de establecer compensación de daños a las personas afectadas compete a la de Agricultura. Por ello LA UNIÓ insta a la Conselleria de Agricultura a la tramitación urgente de la orden de bases reguladoras y convocatoria de las ayudas para estas personas que sufren los efectos de los daños de la fauna salvaje.

Existe una línea presupuestaria ya publicada en el DOGV dotada con 250.000 euros para paliar los daños en explotaciones agrarias causados por especies cinegéticas. La organización agraria reitera que es un presupuesto totalmente insuficiente, pero que hay que acelerar la aprobación de la Orden de ayudas para conocer los requisitos de acceso a estas.

El conseller de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Luis Aguirre, anunció el pasado 4 de agosto durante su visita a un campo de naranjos, gravemente dañado por jabalíes en Picassent, esta nueva línea de ayudas destinada a los agricultores cuyas explotaciones se hayan visto dañadas por la acción de la fauna salvaje. Sin embargo, pasan los meses y no hay nada avanzado excepto la dotación presupuestaria para esta línea.

 

 

Otra de las propuestas de LA UNIÓ para minimizar los efectos de la fauna salvaje en las explotaciones agrarias de la Comunitat Valenciana, pasa porque todas las administraciones que tengan competencias implanten un régimen sancionador para las personas titulares de fincas abandonadas que causen daños a cultivos colindantes. La Ley de Estructuras Agrarias ya lo contempla tanto en su artículo 16, o en el 11 y siguientes sobre suelo agrario infrautilizado, así como las infracciones en el artículo 106.

La próxima semana, concretamente el martes, LA UNIÓ tiene una entrevista con la consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio; Salomé Pradas, en la que tiene previsto trasladarle también esta problemática de la fauna silvestre y su incidencia en el campo valenciano.

 

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *