Fecha actual:29 noviembre, 2022

Por favor, no tiréis mascarillas, ni latas, ni papeles en el monte; gracias por no ser incívicos ni guarros

El mirador panorámico de la Carrasqueta es un punto de importante concentración, prácticamente a diario, de turistas, visitantes, excursionistas, senderistas, ciclistas o moteros, pero la imagen que ofrece hoy mismo es bastante lamentable en un entorno idílico de naturaleza en estado puro y sería injusto cargar toda la responsabilidad en la empresa de limpieza del Ayuntamiento de Xixona

Pañuelos de papel, servilletas, papel de aluminio con restos de bocadillos, latas de cervezas y refrescos, envases de cartón de batidos y…mascarillas, muchas mascarillas. No sólo en el entorno natural del mirador panorámico del puerto de la Carrasqueta, sino incluso en la PR que sube als Plans, a la altura del Pou de la Neu y de la antena de televisión.

Una solemne guarrada o guarrería por parte de aquellos visitantes, turistas, excursionistas, senderistas, ciclistas o motociclistas que realizan estos actos incívicos, por llamarlos de modo fino.

La montaña, sea un lugar público o privado, es de alguna forma de todos. Esa naturaleza bastante tiene con soportar los envites del cambio climático y la falta generalizada de precipitaciones (y falta de riego en este caso). No necesita de factores exógenos como la mano del hombre para cambiar su fisonomía.

En alguna otra ocasión nos hemos hecho aquí eco de la suciedad y basuras que aparecen en la cuneta en el alto de la Carrasqueta las jornadas en las que nieva, que, por desgracia, son cada vez menos.

 

La imagen que ofrece hoy domingo 23 de enero de 2022 este mirador panorámico y la zona de recreo construida ahí hace dos años por la Generalitat Valenciana es bastante lamentable en un entorno idílico de naturaleza en estado puro y oxígeno en vena.

Lo peor de todo es que, además de en el mirador panorámico, también hemos hallado mascarillas quirúrgicas en el PR que sube hacia Els Plans y Montagut, a la altura del hotel restaurant Pou de la Neu y de la antena de televisión.

 

Y sería, en uno y otro caso, injusto cargar toda la responsabilidad al concejal de turno y a la empresa de limpieza contratada por el Ayuntamiento de Xixona, si bien que, a lo mejor, también sería necesario que el Ayuntamiento revisara el calendario de trabajo para aumentar las visitas de los barrenderos y personal de limpieza a este maravilloso mirador de bellas panorámicas con el azul turquesa del Mediterráneo al fondo.

Lo de evitar mascarillas en las sendas ya es cosa de cada uno. O sea, de cada uno de los guarros que nos visitan, que haberlos haylos.

 

El mirador panorámico de la Carrasqueta se llena de turistas hasta en Nochevieja

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *