Recurrirán todos los precios de almendras de las lonjas por debajo de 5 y 7,10 euros/kilo

Rogelio Pardo, presidente de la Asociación Española de Productores de Almendra Ecológica (AEPAEC), denuncia que el precio que establecen las Lonja de la Almendra “incumplen manifiestamente la Ley de la Cadena Alimentaria porque están muy alejadas de los costes de producción”

 

Pardo anuncia que recurrirán primeramente en vía administrativa y, posteriormente, en la contenciosa todos los precios que las lonjas estipulen por debajo del umbral de 7,10 euros el kilo de almendra ecológica y de 5 euros la convencional.

Indica que “dichos precios son fijados por partes interesadas en unos casos y en otros por quienes se arrogan una representación de productores pero que realmente no los defienden”.

Pardo argumenta que se utilizan como base para fijar los precios los mismos que se establecen en California, cuando los sistemas productivos y calidad de la almendra son muy diferentes.

Almendra americana

Mientras la almendra americana produce en torno a 2.500 kilos(hectárea de pepita, la española produce 106.

Así, la cosecha en 2023 fue de un máximo de 80.000 toneladas, que dividido por una superficie nacional de 768.000 hectáreas arroja una media de 106 kilogramos.

En cuanto a los precios obtenidos por el productor en base a las cotizaciones de las lonjas, la media sería de 350 euros/ha, cuando únicamente los costes de recolección y secado ya son superiores, apunta el presidente de la recién creada AEPAEC.

Detalla que recolectar una hectárea de almendros cuesta no menos de 2 horas de tractor recolector (75 euros/hora), más 2 horas de tractor-remolque (40 euros/hora), más transporte y secado.

Según los estudios de la Asociación Española de Productores de Almendra Ecológica una optima explotación de almendros en secano tiene unos costes de 2.000 euros en convencional y 2.400 en secano, porque los costes de producción también tienen que tener en cuenta las amortizaciones de sus inversiones y representan, al 4 % anual, unos costes que superan los 500 euros/ha.

Inciden en que aplicar los precios de la almendra americana “no tiene en cuenta en modo alguno la calidad del producto”, pues esta almendra produce tanto por su alta densidad de riego, por los agentes químicos que emplea o por secar la almendra en el suelo, mientras que la española es todo lo contrario.

Rogelio Pardo compara el sector de la almendra con el del vino, indicando que no cuesta lo mismo una botella elaborada con uvas de cepas viejas de secano que producen 2 kilos por cepa, que la que procede de viñas de regadío y de variedades muy productivas vendidas a granel.

Afirma que “a los agricultores no nos pueden defender los almacenistas, pues su negocio es comprar barato y vender al mejor precio que puedan, ni tampoco organizaciones de productores que almacenan almendra en deposito y que si sube tendrán que pagar mas dinero y si baja menos”.

“Los procesadores no quieren enfrentarse porque sus clientes son los anteriores y los sindicatos llevan tantos productos y tantos frentes abiertos que apenas pueden estar ni se les espera”, indica.

La consecuencia de todos esto es “ruina para el productor”, que ha visto como su cosecha vale un 40 % menos mientras sus costes de producción se han incrementado un 50 %, mientras los consumidores siguen pagando el mismo o precios superiores por la almendra.

Indica que “nuestra única opción de sobrevivir y mantener los puestos de trabajo está en el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *