Fecha actual:18 septiembre, 2021

Rollets d’ou: como el turrón Jijona, todo el año

Los rollitos de huevos o rollets d’ou no son propios de ninguna región española y sí de todas al mismo tiempo. A nosotros nos gustran, de un modo especial por textura, olor y sabor, los del Forn del Raval de Xixona, quizás el único que queda en marcha en la Comunidad Valenciana de origen morisco; pero este imprevisto confinamiento nos permite también elaborarlos en casa, sin conservantes ni colorantes, antes que echar mano del donuts del mercadona de turno

Cuando llegaban los inicios de la Semana Santa y fechas inmediatamente anteriores, era habitual oler en casa de nuestras abuelas y madres a rollets d’ou, una suerte de postre o repostería, que casa también con otras muchas fiestas mayores como Navidad o la Virgen de Agosto, Todos lo Santos y el día del Pilar. Fáciles de hacer en el horno de casa, ayuda a pasar este obligado aislamiento sin estrés.

Meter los deditos en el librillo de amasar y degustarlos a la hora del café o de la merianda es placer de niños y… de adultos. Cosa distinta es que halles, a estas horas de la película, harina en el supermercado, por no hablar de la levadura…

INGREDIENTES:

  • 3 huevos
  • 1/2 kilo de harina (o la que admita).
  • 1/2 vaso de aceite (a ser posible de graduación suave o girasol)
  • 2 vasos pequeños de azúcar
  • 3 gaseosas en ambas partes
  • Ralladura de limón
  • Canela. Una cucharada.

 

 

ELABORACIÓN:

  • Separar las yemas y subir las claras a punto de nieve.
  • Poner azúcar y las yemas y remover.
  • Añadimos las gaseosas y el aceite, a ser posible de girasol.
  • Ir añadiendo la harina y amasar. Hasta que se haga bola. No entraña dificultad alguna.
  • Dejar reposar un cuarto de hora. Y volver a amasar.
  • Ir añadiendo harina poco a poco hasta que la masa se quede con textura más dura y poder hacer la forma del rollito.
  • Se corta una tira de masa y se estira bien. No muy gordas, porque luego hinchan. Le damos vueltas sobre sí mismo con la mano.
  • Se corta la tirita cada diez centrímetros y enrollamos con la mano.
  • Se colocan los rollitos en una bandeja con papel de cocina o de horno especial.
  • Se pintan los rollitos con pincel de silicona con el huevo batido.
  • Meter en horno y controlar que no se quemen. Horno precalentado a 170 grados centígrados.
  • Entre 10 y 12 minutos. Hasta que se doren. No más.

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *