Fecha actual:21 enero, 2022

Si Castuera posee monumento homenaje al turronero, Jijona también debería tenerlo, ¿verdad?

Con una población similar a la de la cuna del turrón, unos 6.000 habitantes, este municipio de la comarca de la Serena (Cáceres) sí dispone en el centro del pueblo de una estatua que resalta a los trabajadores del sector dulce, que empezó hace unos sesenta años, muchos menos que los 500 años de historia turronera de Xixona

 

 

 

La población de Castuera, unos 6.000 habitantes, es muy similar a la de Jijona, con apenas 900 más, pero produce muchísimo menos turrón. Pero lo produce y lo vende. Eso ocurre desde los años 60 del pasado siglo y se ha convertido para muchos en una forma de vida en el pueblo pacense.

De este pequeño municipio salen cada año unas 500 toneladas (nada comparable a las 20.000 toneladas que salen de la cuna del turrón, Jijona, pero que se han consolidado ya en muchas ferias de España e incluso en algunos establecimientos comerciales de China y Rusia.

Sin embargo, el municipio ha sabido rendir homenaje a estos empresarios y trabajadores dulces, algo que no ocurre en Jijona, como ya hemos relatado en más de una ocasión en el Blog del Turrón Made in Jijona.

Monumento que, llamado en homenaje al turronero y heladero, fue encargado por el Ayuntamiento de Xixona en el año 1990 y cuyo boceto está en las Casas Consistoriales. Es obra del insigne escultor valenciano, muy vinculado con Jijona, Octavio Vicent.

Este blog aprovecha para pedir a la alcaldesa Isabel López y a toda la Corporación que retomen el proyecto para instalar las figuras en la rotonda del cruce con Busot, el principal acceso desde Alicante y el resto de España y por tanto el más visible y con más proyección turística.

En cualquier caso, por rotondas no será, pues la Generalitat Valenciana ha ejecutado en un corto espacio de tiempo un total de cuatro en los accesos inmediatos llegando de Alicante y Alcoy i la existente desde hace más tiempo en la entrada por la carretera de Tibi.

 

¿Os gustaría que instalaran en esta rotonda el monumento homenaje al turronero y heladero?

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *