Fecha actual:3 diciembre, 2022

Stop al foc: corresponsabilidad y sentido común de la ciudadanía para ‘preservar y disfrutar’ del territorio de la Comunitat Valenciana

El president de la Generalitat ha presentado la campaña de concienciación ciudadana en materia de prevención de incendios ‘Stop al foc’ / Ximo Puig ha destacado el descenso del número de incendios en el periodo 2019-2021, en que se ha registrado la menor superficie quemada de los últimos 25 años / La consellera de Justicia ha anunciado un aumento del presupuesto destinado a extinción de incendios hasta los 101 millones de euros / La consellera de Emergencia Climática ha destacado que los municipios valencianos ya cuentan con 371 Planes Locales de Prevención de Incendios (PLPIF)

El president de la Generalitat, Ximo Puig ha apelado a la corresponsabilidad y al sentido común de la ciudadanía para avanzar en el «gran objetivo» de preservar y al mismo tiempo disfrutar de la naturaleza, lo cual también incidirá en la «recuperación emocional» de los valencianos y valencianas.

Así lo ha manifestado durante su intervención en el acto de presentación de la campaña contra incendios forestales ‘Stop al foc’ en el que también ha participado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà.

En el transcurso del acto, el president ha destacado el avance experimentado en la Comunitat Valenciana «tanto en equipamiento, como en capacidad y profesionalidad» en materia de lucha contra incendios, así como la «mayor conciencia colectiva» acerca de la importancia de preservar los espacios naturales, lo cual ha contribuido a que el trienio 2019-2021 haya sido el periodo con menor superficie quemada en los últimos 25 años.

Ha agradecido el esfuerzo de las personas que «dan la cara» por la defensa del patrimonio natural de la Comunitat Valenciana, como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Unidad Militar de Emergencias

No obstante, el jefe del Consell ha subrayado la necesidad de «construir una alianza entre instituciones» en la lucha contra los incendios y ha agradecido el esfuerzo de las personas que «dan la cara» por la defensa del patrimonio natural de la Comunitat Valenciana, como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Unidad Militar de Emergencias, la Delegación de Gobierno, así como diputaciones y ayuntamientos.

Asimismo, ha apelado a la corresponsabilidad de la ciudadanía, gracias a la cual ha asegurado que la Comunitat Valenciana ha tenido menor incidencia durante la pandemia, y ha insistido en reclamar «sentido común» para «ser conscientes de lo que no se puede realizar en el territorio y adoptar decisiones que eviten desastres naturales».

Incremento en la dotación presupuestaria

Por su parte la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha destacado que en 2021 los Bomberos y Bomberas Forestales de la Generalitat tuvieron que intervenir en 1.861 incidentes y el teléfono 1·1·2 recibió un total de 8.012 llamadas relacionadas con incendios forestales y de vegetación y que, «gracias a la prontitud y eficacia con que fueron atendidas, no tuvieron mayores consecuencias».

Bravo ha insistido en pedir a la ciudadanía su implicación en la «gran tarea colectiva de proteger nuestros montes» porque, según ha asegurado, «la diferencia entre un conato y un gran incendio puede estar en una simple llamada telefónica». Además, ha reiterado que «de nada servirá el esfuerzo y la preparación si la ciudadanía no está implicada y comprometida en la tarea colectiva de preservar lo que, si se daña no tiene remedio y si se pierde no tiene recambio», ha manifestado.

Por último, ha recordado que el valor del patrimonio natural valenciano «es incalculable, pero el coste de su protección no lo es». Por ello ha asegurado que desde el año 2016 su departamento ha aumentado la dotación presupuestaria para la extinción de incendios en un 24 por ciento hasta alcanzar los actuales 101 millones de euros.

Protección del territorio

Por su parte, la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha avanzado que el dispositivo de este año cuenta con 750 profesionales dedicados a la prevención y vigilancia del espacio forestal de la Comunitat Valenciana, que representa más de un 55% del territorio de la Comunitat. Además, ha destacado que el 45% del territorio cuenta con alguna figura de protección, lo que supone un 15% más de lo que demanda la Unión Europea.

Para la consellera, «la prevención de incendios forestales es un trabajo que se desarrolla 365 días al año», por lo que ha destacado el esfuerzo de su departamento en «sumar capacidad y herramientas de buena gestión» como la aprobación de los Planes Locales de Prevención de Incendios (PLPIF), que suman ya 371, y para lo que se ha triplicado el presupuesto, o la actualización de los instrumentos de planificación de los Parques Naturales.

Campaña Stop al foc

La campaña #stopalfoc está impulsada por Presidencia de la Generalitat y cuenta con la colaboración de la conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, y la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.

El objetivo de la campaña es concienciar a los ciudadanos de la importancia de tener actitudes cívicas y mostrar de forma clara que los incendios forestales tienen consecuencias directas sobre las personas, bienes y entorno natural, y que resulta necesario comprometerse personal y colectivamente para evitar conductas de riesgo y prevenir incendios forestales.

Plan de lucha contra incendios forestales 2022

Durante el período de Semana Santa, es decir del 14 al 25 de abril, la conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica va a poner en marcha un dispositivo especial con 277 personas que realizarán tareas de vigilancia y prevención de incendios. Este dispositivo aumentará hasta las 750 personas, entre el 1 de junio y el 25 de octubre, principalmente agentes medioambientales y personal del servicio de Vigilancia Preventiva.

Por su parte, la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE) cuenta con un millar de efectivos de intervención operativa entre los meses de mayo a octubre, periodo en que se concentra la mayor parte del riesgo.

En concreto, se trata de 56 unidades de bomberos forestales terrestres de la Generalitat, con 740 efectivos, y 6 unidades helitransportadas de bomberos forestales de la Generalitat con 84 efectivos. A ellos hay que sumar el personal técnico del Centro de Coordinación de Emergencias, el personal dependiente de la conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, y el personal operativo de los tres consorcios provinciales de bomberos.

Para la campaña de verano 2022, la Generalitat cuenta con medios terrestres y aéreos de extinción como 45 camiones autobomba, 56 vehículos todoterreno, 9 aviones (7 de tierra y 2 anfibios) y 9 helicópteros, de los cuales 2 de coordinación, 6 de extinción y uno de gran capacidad que quintuplica el transporta de agua respecto de los considerados de extinción estándar.

Como principal novedad, tres de los helicópteros estarán operativos desde junio hasta diciembre, lo que supone ampliar en tres meses el tiempo que estarán disponibles respecto del año pasado. Ello permitirá disponer de una mayor capacidad de respuesta durante la primavera y el otoño, dado que los incendios forestales se han desestacionalizado.

Incremento de la inversión en extinción y prevención

El presupuesto total anual destinado a la extinción de incendios forestales por parte de la AVSRE es de 101 millones de euros, de los que 30,47 millones corresponden al servicio de Bomberos Forestales SGISE de la Generalitat Valenciana, y 6,2 millones se destinan a los medios aéreos.

Por su parte, la Conselleria de Emergencia Climática ha impulsado en los últimos dos años el desarrollo de Planes Locales de Prevención de Incendios Forestales, y actualmente 370 municipios ya cuentan con PLPIF, lo que supone el 70% del total de municipios que representan el 85% de la superficie forestal.

Para impulsar estos planes la conselleria destinará durante 2022 un total de 1,6 millones de euros. Además, la próxima semana se convocarán las ayudas para sustitución del uso del fuego a método de eliminación de restos agrícolas, y también se ha previsto destinar ayudas al voluntariado ambiental en prevención de incendios forestales.

Descenso del número de incendios

Durante 2021 se han producido 240 incendios forestales que han afectado a 784 hectáreas, siendo el incendio de Soneja-Azuébar, en la provincia de Castellón, el de mayor superficie afectada, un total de 420 hectáreas forestales.

El año 2021 es, por tanto, el tercer año consecutivo con menor número de incendios forestales desde que existe estadística oficial, seguido del 2020 en que se registraron 252 incendios y del 2019, cuando el número de incendios declarados fue 273.

Estos datos contrastan con los registros de principios de los años 90, cuando el número de incendios anuales era superior a 750, y se deben a las medidas adoptadas en los últimos años en materia de prevención y vigilancia el uso del fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *