Fecha actual:26 febrero, 2021

Tranquilidad con matices de los turroneros de Jijona por la crisis económica del Covid

El presidente de la Asociación de Turrones, Derivados y Chocolates (TDC) y CEO de El Lobo-1880, José Manuel Sirvent, cree que el canal más afectado en Navidad por la caída económica será la marca de precio medio y los lotes, pero no las marcas propias caras ni las baratas de marca blanca; y Virgilio Picó, de Turrones Picó, también considera que habrá poca afectación en marcas del distribuidor, aunque sí la habrá en las cestas navideñas

 

El Ministerio de Trabajo divulgaba hoy mismo un dato pésimo, con casi 1 millón de desempleados más en España en el mes de abril, en pleno epicentro de la crisis sanitaria, social y económica a raíz del coronavirus. Un dato que se se suma al conocido hace pocos días sobre la encuesta de población activa, que también vaticina un mal resultado laboral para el segundo trimestre del año. Y unos pronósticos del propio Gobierno de que el PIB (o sea, la riqueza neta del país) descenderá en torno al 10% en el año 2020, un dígito de dos cifras nunca conocido antes que incluso incrementan ligeramente otros organismos económicos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Central.

Una caída económica o recesión, como gusta decir a los principales expertos económicos españoles tirando de manual, cuyas consecuencias en el principal motor de la economía, el consumo interno o demanda de las familias, está todavía por determinar, pero que se verá innegablemente frenada por la reducción de ingresos, el aumento de las familias con todos sus miembros en el paro y la posible prolongación de ERTES (expedientes de regulación de empleo temporal por fuerza mayor) y ERES de extinción de contratos también por causas económicas, organizativas o de producción.

Ya en las primeras semanas de incidencia del desplome económico por la paralización de sectores clave como la hostelería y el comercio ha quedado claro que hay sectores, como el agroalimentario, que han mostrado una evidente fortaleza, al verse mucho menos afectado. Todo apunta a que siga evolucionando así el consumo interno en España.

En el sector del turrón de Jijona (la cuna auténtica del más universal dulce navideño), se vive con cautela, precaución y tranquilidad el principio de lo que puede ser una nueva crisis económica (nada comparable, no obstante, a la quiebra financiera por las hipotecas basura de 2008 tras la caída del banco Lehman Brothers en Estados Unidos).

La industria artesana y tradicional del turrón vive los dos meses de pandemia sin detener prácticamente su actividad. Una actividad centrada en estos meses iniciales del año a preparar y hacer acopio de materias primas básicas o a la puesta a punto y limpieza de maquinarias y utensilios. Dado su fuerte carácter estacional (el 90% del turrón se comercializa en España durante el navideño mes de diciembre), la mayor o menor repercusión de esta inevitable crisis económica llegará, pues, en los meses venideros.

José Manuel Sirvent: El sector ya se ha visto afectado, porque hemos perdido las ventas de fuera de campaña navideña como son las ventas turísticas, de turrón tipo souvenir o el que se vende en distintas ferias

José Manuel Sirvent Baeza, el presidente de la Asociación Turrones, Derivados y Chocolates de la Comunidad Valenciana (TDC) y CEO de una de las principales empresas de turrones y dulces navideños de España, Almendra y Miel fabricante de marcas como El Lobo, 1880 y Doña Jimena http://www.turron1880.com, se muestra optimista con todos los matices y cautelas que la situación actual conlleva. Cree Sirvent Baeza que «el sector ya se ha visto afectado, porque hemos perdido las ventas de fuera de campaña navideña como son las ventas turísticas, de turrón tipo souvenir o el que se vende en distintas ferias; evidentemente, ya nos hemos visto un poco afectados», añade el propietario de El Lobo y 1880.

Ahora bien, se muestra ciertamente tranquilo ante lo que pueda deparar el grueso de fabricación y ventas para la campaña de Navidad. «Pensamos que no sólo las marcas blancas se van a ver poco afectadas, sino que tampoco habrá incidencia en aquellas marcas propias que son de precio y calidad elevados, pues el cliente de este tipo de productos seguirá buscándolo y pagándolo, quiere calidad aunque sea pagar unos pocos más de euros por el kilo de turrón», afirma José Manuel Sirvent.

En general, el consumo general de nuestro producto, el turrón, saldrá probablemente beneficiado, porque las familias recortarán en gasto de viajes, salidas o restauración, por mucho que duela a todos, y gastará más en el consumo dentro del hogar

«Nuestro mercado está un poco polarizado, por eso creo que si bien la marca cara no se verá muy afectada por la crisis, las marcas medias de precios medios para lotes y regalos sí lo harán, habrá menos demanda». Para acabar, el propietario del grupo paraguas Confectionary Holding y presidente de TDC considera que «en general, el consumo general de nuestro producto, el turrón, saldrá probablemente beneficiado, porque las familias recortarán en gasto de viajes, salidas o restauración, por mucho que duela a todos, y gastará más en el consumo dentro del hogar, con lo que el dulce navideño también se podría beneficiar», apostilla Sirvent Baeza.

Virgilio Picó, el responsable de Turrones Picó http://www.turronpico.com, otra de las empresas jijonencas líderes en el mercado de turrones y dulces navideños, también se manifiesta con cierto optimismo, pese a la situación incipiente de crisis económica en España e incluso internacional. Al igual que José Manuel Sirvent, Picó alude directamente a las tres áreas o canales para diferenciar distintos grados de afectación en la industria turronera de Xixona.

Virgilio Picó: el canal de las cestas de Navidad se verá afectado, porque es algo extraordinario, no es que sea un gasto prescindible para las empresas, pero es extra y podría evolucionar con fuertes caídas seguramente

Picó cree, con todas las precauciones y cautelas que la situación requiere en estos momentos, que las marcas blancas, o se las que se fabrican en las fábricas dulces de Jijona por encargo de las grandes distribuidoras del país, se verán afectadas de manera muy contenida o discreta, «la caída puede ser muy moderada». Sin embargo, sí observa ya signos de incidencia en la demanda de turrón con destino a la exportación ( que empieza a elaborarse ahora en las factorías jijonencas) y, aún más, el canal de las cestas de Navidad, «porque es algo extraordinario, no es que sea un gasto prescindible para las empresas, pero es extra y podría evolucionar con fuertes caídas seguramente».

Virgilio Picó, que se muestra cauto en todo momento porque la crisis económica tras la saitaria tiene todavía muchas incertidumbres y claves por descubrir, considera, además, que otro canal que sí se podrá ver afectado en la próxima Navidad es el de las marcas propias de más valor y calidad en los lineales de los supermercados. «También pueden sufrir más, pero todo está por ver», sentencia Virgilio Picó.

 

El presidente del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Jijona y Turrón de Alicante http://www.jijona.com y CEO de Sanchis Mira-Antiu Xixona  http://www.antiuxixona.com(interproveedor de Mercadona), César Soler, cree que «es demasiado pronto, creo que hasta julio no sabremos con exactitud en qué nos afectará», en alusión a la crisis económica derivada de la crisis sanitaria y social por el Covid-19.

El secretario del Consejo Regulador y de la patronal turronera y chocolatera TDC, Federico Moncunill, explica que el sector agroalimentario no se ha visto afectado hasta ahora, porque no ha sido incluido en el decreto del estado de alarma por el gobierno. «La cadena de abastecimiento se tiene que asegurar y la gente va a seguir comiendo, aunque no se sabe muy bien cuál será la evolución en la demanda de turrones y dulces navideños en los próximos meses», añade Moncunill.

Incertidumbres ante la feria Alimentaria de Barcelona

Una cosa sí está clara. La anulación el pasado mes de marzo, dos semanas antes del estado de alarma, de la feria Alimentaria de Barcelona, la más importante que se celebra en España y la segunda del mundo dentro del canal alimentario y donde las empresas del turrón Jijona presentan sus últimas y dulces novedades para la próxima Navidad. El certamen fue pospuesto hasta la segunda quincena de septiembre. Pero la incertidumbre sigue y los turroneros de Xixona no saben con certeza si finalmente podrán exhibir sus delicatessen ante sus clientes profesionales.

Con todo y pese a todo: Tranquilidad moderada, con cautelas, precaución y matices en el pueblo dulce, la cuna del turrón por antonomasia en España y en el mundo entero.

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *