Fecha actual:18 agosto, 2022

Transición Ecológica incorpora un helicóptero y un equipo dron a las tareas de prevención de incendios

Mireia Mollà visita la zona afectada por el fuego en Caudiel desde el nuevo equipo aéreo que intensifica la vigilancia preventiva y suma esfuerzos contra el fuego / La Conselleria recupera con una inversión de 400.000 euros los medios aéreos para prevención de incendios, 18 años después

 

La Conselleria de Transición Ecológica incorpora un helicóptero y un equipo de RPAS (dron) a las tareas de prevención de incendios y recupera los medios aéreos asignados a estos trabajos.

La consellera Mireia Mollà, acompañada del director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, y del gerente de VAERSA, Ferran García-Ferrer, se ha desplazado al aeródromo de Viver (Castelló) para visitar la zona afectada por el fuego en Caudiel y conocer los servicios que permitirán intensificar la vigilancia preventiva y sumar esfuerzos en la lucha contra el fuego.

“Desde 2015 hemos duplicado la inversión en materia de prevención de incendios y la recuperación de estos recursos, después de 18 años, permite ampliar el foco y la mirada aérea para prevenir en las mejores condiciones posibles”, ha afirmado Mollà.

La titular del departamento autonómico ha explicado que el helicóptero incluye una cámara para la retransmisión en directo de las imágenes y que los equipos actuarán en coordinación con el servicio de emergencias en la alerta, coordinación y control zonal desde el aire, allí donde sea necesario, a lo largo y ancho del territorio.

El servicio, una inversión de cerca de 400.000 euros a través de la empresa pública VAERSA, dependiente de la Conselleria, aumentará la vigilancia en situaciones de riesgo con especial atención en el caso de tormentas con aparato eléctrico, junto al soporte en el seguimiento de infraestructuras de prevención como depósitos de extinción, observatorios forestales o cortafuegos -en su construcción o control de mantenimiento-.

El equipo RPAS (dron), que ya se está utilizando en el análisis y evaluación del incendio de Venta del Moro, facilitará el control de puntos calientes, así como tareas de planimetría, medición y seguimiento de infraestructuras de prevención de incendios.

El presupuesto de Prevención de Incendios Forestales supera los 27 millones de euros, un 40% más con respecto al de 2016, fecha en que se creó la Dirección General que no existía hasta entonces como un departamento específico.

Por programas, destaca el incremento en la inversión destinada al mantenimiento de infraestructuras de prevención que sube un 78%, pasando de 5 millones en 2015 a más de 9 en el último ejercicio, mientras que el Servicio de Vigilancia Preventiva ha crecido un 30%.

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.