Fecha actual:21 marzo, 2019

Xixona podría quedarse sin escenario cultural bajo techo en un año

El concejal de Compromís, Joan Arques, urge al equipo de gobierno del PSOE que negocie con la junta parroquial la compra del Cine de Dalt y la alcaldesa López desliza que, al reclamar el vendedor 500.000 euros, sólo podría transferirse mediante expediente de expropiación

Aspecto parcial de la fachada lateral del Cine de Dalt de Xixona.

Aspecto parcial de la fachada lateral del Cine de Dalt de Xixona./FOTO COMPROMÍS

No por viejo, el asunto de la propiedad y el estado actual del Cine de Dalt, el único escenario bajo techo que tiene Xixona, el pueblo del turrón y el helado, genera menos polémica entre los distintos partidos políticos y colectivos sociales. El último capítulo lo han escrito hoy el edil de Compromís per Xixona, Joan Arques Galiana, y la alcaldesa Isabel López Galera. Las posturas parecen más irreconciliables que nunca entre el equipo de gobierno y el resto de formaciones (aunque en el caso del Cine de Dalt sólo Més Xixona se opone a la compra del inmueble), como ya ha ocurrido con el “faraónico” pabellón cubierto de deportes de 4 millones de euros. Todos los concejales, salvo los del PSOE, se oponen en firme al proyecto, que, de momento, no puede salir adelante en el Pleno y, por tanto, lleva camino de eternizarse ‘sine die’ el proyecto y la obra, la más importante en la historia de Xixona por volumen económico.

Compromís per Xixona urge al equipo de gobierno socialista que capitanea Isabel López Galera a que negocie con la junta parroquial para cerrar cuanto antes la compra y transferencia del Cine de Dalt, que es el único auditorio de ciertas dimensiones y condiciones técnicas y acústicas con que cuenta el municipio a cielo cerrado.

Como ya se conocía, el convenio para su uso por parte de la Corporación, que expiraba el 31 de diciembre de 2016, se prorrogó ‘in extremis’ por tres años tras más al no llegar a un acuerdo para el traspaso de su propiedad con la Iglesia. “Los concejales de la oposición recibimos el último día de ese año un email con la nueva propuesta por parte de la Iglesia”, añade Arques. El edil  no oculta a estas alturas del año su preocupación por el bloqueo de las negociaciones y explica que «Compromís reitera su propuesta de llegar a un acuerdo con la Junta Parroquial antes de la próxima legislatura», a un año vista poco más o menos. “Nunca entenderé cómo el equipo de gobierno del PSOE dijo que estaba todo bien gestionado cuando observamos que la problemática del Cine de Dalt no tiene vías de solución; no podemos consentir llegar a la próxima legislatura sin tener los deberes hechos respecto a esta instalación que utilizamos todos los jijonencos para diversas actuaciones, fundamentalmente culturales”.

Joan Arques, regidor Compromís per Xixona

La alcaldesa debe sentarse a negociar con la junta parroquial de una vez por todas para llegar a un acuerdo factible

En este punto, el concejal de Compromís le pide a Isabel López que “se siente a negociar con la junta parroquial de una vez por todas para llegar a algún acuerdo factible, porque, si no hay acuerdo, llegaremos a final de 2019 y no dispondremos de ningún lugar cubierto para actividades culturales”, se lamenta Joan Arques.

El origen de esta problemática se arrastra desde la pasada legislatura. Tanto el equipo de gobierno del PSOE, con mayoría absoluta, como la oposición con PP y Esquerra Republicana PV, “sabían que el convenio caducaba en junio de 2015; el convenio indica que el consistorio puede usar las instalaciones delCine de Dalt, pero haciándose cargo de los gastos de explotacióln, unos 12.000 euros al año, y mantenimiento, otros 10.000 euros al año”.

Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona.

Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona.

Para poder comprar la otra parte tiene que querer vender y 500.000 euros es el precio que pone la Iglesia

La reacción de la alcaldesa Isabel López no se ha hecho esperar. En su perfil de Facebook acaba de replicar al edil Arques. “¿Y eso quiere decir que Compromís defiende que paguemos 500.000 euros por el Cine de Dalt?. Porque para poder comprar la otra parte tiene que querer vender y ese es el precio que pone la Junta Parroquial. Si, por otra parte, Compromís exige que se compre el edificio y no hay acuerdo, y hasta ahora no lo hay, la única forma de hacerlo es iniciar un expediente de expropiación. ¿Es esa la solución?”, se pregunta la alcaldesa.

Reunión pendiente tras la Semana Santa con la Iglesia

Por otro lado, añade Isabel López, “este es un tema que nos preocupa a todos y se vienen celebrando reuniones desde el principio de la legislatura. De hecho, la última es bastante reciente (mediados de marzo) y quedamos en sentarnos de nuevo después de Semana Santa. Una vez se produzca esta reunión volveremos a reunirnos con los grupos políticos para escuchar a todos, llegar a un acuerdo y tomar decisiones y esperamos que Compromís nos aclare lo que quiere”, agrega Isabel López.

A la alcaldesa y su equipo de gobierno le sale otra piedra en el camino con falta de consenso a la hora de abordar el futuro, como está ocurriendo con el muy polémico proyecto del “faraónico” y multimillonario pabellón de deportes cubierto, a cuya presentación en sociedad hace ahora dos semanas no acudió ni el 1% de la población censada de Xixona, lo que también ha sido duramente criticado por el socio de gobierno Més Xixona, PP, C’s y Compromís. O sea, por todos los partidos menos por el PSOE.

Menos del 1% de jijonencos asisten a la presentación del pabellón, el proyecto estrella del PSOE

Bernat Sirvent Coloma

La vida es corta, pero dulce! La vida és curta, però dolça!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *